LA REPÚBLICA CULTURAL DEL PAPEL

Un lugar donde nada tiene precio y todo tiene valor; donde no hay Bourbones, ni Papas, ni corrupción. "Todo para el papel, pero sin el papel!!"

domingo, septiembre 14, 2008

EL FINAL DE DORAEMÓN

Esta serie japonesa de dibujos animados nunca fue santo de mi devoción, siempre la consideré ñoña y muy repetitiva (hasta donde llega mi memoria, claro). Hace poco, transitando por los intrincados caminos de la red de redes, pude comprobar la existencia de un curioso a la par que polémico debate (macro-debate, diría) en torno al final la serie: decenas de artículos relacionados repletos de extrañas teorías, suposiciones, leyendas urbanas, verdades a medias... etc. Poco a poco fue picándome la curiosidad. ¿Realmente existía ese final? ¿Por qué tanto interés en saberlo?. Mareado por tantas opiniones encontradas, decidí investigar por mi cuenta, no tardando mucho tiempo en descubrir que, como ya suponía a la vista de tanta incertidumbre, no existía tal final...

Las aventuras del gato cabezón no acaban nunca. Ni en el cómic original (su autor se fue al otro barrio sin dejar un final) ni en la serie animada que, para mi sorpresa, se sigue emitiendo después de casi ¡30 años! (qué cansinos que son estos japos). En un principio el tema estaba zanjado... pero no. Resulta que por ahí circulan varios finales "pirata", formato cómic, algunos de ellos realmente grotescos. Son finales propuestos por fans (o quizás no tanto) de la serie que, habiendo descubierto la terrible verdad de la inexistencia de ese final tan anhelado, lápiz en mano, decidieron hacer el suyo. Sin duda, esta es la consecuencia más positiva de tan manido debate. Merece pues, que le demos un repaso al tema... A continuación, los "finales" de Doraemón:

Para empezar, el último de los tres finales que tuvo la serie entre los años 71-73. (Aunque no son realmente finales porque la serie continuó como si nada). En este final, Doraemón le dice a Nobita que tiene que regresar al futuro. Nobita, desquiciado, sale a dar un paseo y se encuentra con Gigante, quien le propina una paliza. Doraemón, en un último gesto, lleva a su amigo a dormir la mona y se va.

(Clica la imagen para ampliar)


El siguiente final es un fake que hizo un fan japonés hace un par de años. Vendió más de 20000 ejemplares y la editorial le demandó, con lo que tuvo que pagar una buena cantidad para no ir a la cárcel por plagio. En este capítulo, titulado Doraemon final story, un ratón escoña las baterías del gato azul y Nobita se lo encuentra apagado. Sin saber qué hacer, lo esconde durante 30 años en un armario. Pasado este tiempo y convertido en un eminente científico, Nobita logra reparar a su amigo y todo acaba felizmente.


A continuación los dos finales que de verdad convierten a esta serie mediocre en algo supremo. Ambos son finales "Made in Spain", y están cargados de violencia y macabrismo. El primero lleva por título La pistola solucionadora de problemas. En este final, Doraemón, que está hasta los mismísimos del pesado de Nobita, decide acabar de una vez por todas con sus pataletas y le lleva a un suicidio involuntario...
Este final es una burda copia que no tiene ni la mitad de gracia
Este no es una copia, pero está claramente inspirado



El segundo de los grandes finales no es más que la plasmación en cómic de una leyenda urbana de las muchas que circulan sobre la serie. En este capítulo final titulado Nobita es tetraplégico y Doraemon solo un sueño, se descubre, por fin, la verdad de la historia. Resulta que Nobita es un niño tetraplégico en estado semi comatoso, y sus aventuras con Doraemón sólo son un sueño. Doraemón, por su parte, és tan sólo un mugriento peluche que acompaña a Nobita en su lecho de enfermo.


Aquí otra versión diferente



Como no podía ser de otra forma, nosotros también proponemos un final, y para no desentonar con los dos anteriores y no ir en contra de nuestros principios, es un final soez y de mal gusto. Lo hemos titulado El polvo mágico, y en él, Nobita y Sisuca (o como se diga), se dejan de tonterías y deciden consumar su amor. Aprovechando la complicidad de la noche, marchan a un bosque cercano y entran en faena, pero los infelices no saben que Doraemón está grabándolo todo y quiere sacar tajada...


(Este final está pensado especialmente para la gente enferma que se excita con fotos pornográficas del gato cabezón y cía)


Por último, os dejo con una versión alternativa de la serie. En ella, Doraemón es un camello y Nobita un yonkie acabado. Ambos vagan por las calles y les suceden fantásticas aventuras.


Etiquetas: , ,

1 Comentarios, objeciones y controversias:

Blogger Anton Pirulero dijo...

Ja ja, que bueno el video. Recuerdo otra versión en que Doraemon era del Villareal y se pegaba un tiro.

lun. sept. 15, 01:08:00 a. m. 2008  

Publicar un comentario

Difunde esto

Crear un enlace

<< Home