LA REPÚBLICA CULTURAL DEL PAPEL

Un lugar donde nada tiene precio y todo tiene valor; donde no hay Bourbones, ni Papas, ni corrupción. "Todo para el papel, pero sin el papel!!"

sábado, julio 04, 2009

PARAFILIAS

El ya mítico post del 25 de junio pasado, en el que Antón se despachaba a gusto con los pedófilos y de paso asestaba al pobre Michael Jackson la "puntilla" final que lo enviaba al otro barrio, no sólo ha servido para infestar el blog con decenas de visitas de potenciales pederastas (Según Google Analytics) o para llenar la bandeja de nuestro correo electrónico con miles de mails en los que los fans del Rey del Pop nos insultan y nos amenazan de muerte, también ha servido, y en esta ocasión positivamente, para inspirar el presente post y el próximo.

Vamos pues a hablar de las parafilias, que para los que no lo sepan, son (definición wikipédica) patrones de comportamiento sexual en los que la fuente predominante de placer no se encuentra sólamente en la cópula, sino en alguna otra actividad independiente o asociada a la misma. Las parafilias se consideran inócuas salvo cuando están dirigidas a un objeto potencialmente peligroso o dañino para cualquiera de las personas involucradas en el acto sexual.

A continuación, os ofrecemos un primer listado con algunas de las más extrañas y enfermizas que existen hoy en día (dejando de lado las más comunes o "normales"). Están ordenadas alfabéticamente y van acompañadas de su correspondiente comentario jocoso-vejatorio (no he podido evitarlo XD).

Abasiofilia: Atracción por personas cojas.
(Esas hordas de fanáticos del Dr. House tenían que salir de algún lado)

Acucullofília: Atracción sexual por los penes circuncidados.
(Hitler también se excitaba cuando veía un pene circuncidado, pero creo que la excitación no era exactamente sexual)

Acrofilia: Atracción por personas extremadamente altas.
(Eso sí, olvídate de hacer un 69 en condiciones)

Acrotomofilia: Atracción por miembros amputados.
(Lorena Bobbitt alegó eso en el juicio, pero no coló)

Actirastia: Excitación por la exposición a los rayos del sol.
(Ahora entiendo a Zaplana y sus sesiones interminables de rayos uva)

Agonophilia: Excitación al simular una lucha con la pareja.
(Seguro que de ahí viene el dicho ese de "los que se pelean se desean")

Agorafilia: Excitación por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.
(No vale ir borracho, que te pille el calentón y acabar haciéndolo en el suelo de la calle)

Agrexofilia: Excitación producida por el hecho de que la actividad sexual pueda ser oída por otras personas.
(Pues que vayan con cuidado no les vaya a pasar como aquella que en pleno orgasmo gritó "me corro, me corro" y la vecina acabó llamando a la policía pensando que decía "socorro, socorro")

Amaestramiento: Excitación al entrenar a alguien para que sea sumiso.
(Lo que yo tenía entendido por "amaestramiento" incluía animales de 4 patas y no tenía connotaciones sexuales...)



He hablado demasiado pronto


Amaurofilia: Atracción por personas ciegas o que se les hayan vendado los ojos.
(Dicen que les excita, pero en realidad lo hacen para que no puedan verles y salgan corriendo)

Amomaxia: Excitación al practicar el sexo dentro de un automóvil estacionado.
(Hay una variante que es en un automóvil a 300 km/h, pero luego te pilla el radar y son 6 puntos menos y 500 euracos del ala)

Androginofilia: Atracción por personas que posean características masculinas y femeninas a la vez.
(Las características femeninas suelen ser de gel de silicona o, en su defecto, hidrosalinas)

Androidismo: Atracción por muñecos o robots con aspecto humano.
(No valen por ejemplo humanos con aspecto de muñeco, como Carmen de Mairena)

Anofelorastia: Excitación al profanar objetos considerados sagrados.
(Si los monaguillos se consideran objetos sagrados, a los curas les va esto fijo)

Antolagnia: Excitación al oler flores.
(Abstenerse alérgicos)

Apotemnofilia: Excitación al tener la idea de ser amputado.
(Eso si, al primer brazo al aire se acabó el calentón)

Asfixiofilia: Excitación por estrangulación erótica.
(El cementerio está lleno de asfixiofílicos)

Audiolagnia: Excitación al escuchar a otros que se excitan con prácticas autoeróticas.
(Estos son los bobos que llaman a las líneas calientes y se creen que al otro lado se lo están montando de verdad)

Autoabasiofilia: Excitación por estar o volverse cojo.
(Te quedas cojo, te dan la invalidez permanente y encima te pones cachondillo. ¡esta parafilia lo tiene todo!)

Autoasesinofilia: Excitación por tener la idea de ser asesinado.
(Mátame pero despacito, que me pone)

Automisofilia: Excitación por ser degradado, ensuciado o corrompido utilizando ropa sucia.
(A eso lo llamo yo complejo del vagabundo)

Autonepiofilia: Excitación por el uso de pañales y ser tratado como un bebé.
(Luego te cagas en el pañal y te vale para excitar al de arriba)

Autoungulafilia: Excitación al rascarse los genitales.
(Dicen que les pone rascarse, pero lo que sucede es que tienen ladillas como conejos)

Axilismo: Excitación al practicar el coito dentro de la axila de la pareja.
(Si la axila te huele a cebolla te meto la...)



No es un coito, pero se lo va a dejar como los chorros del oro


Bastinado: Excitación al propinar bastonazos en la planta de los pies.
(Esto en la Edad Media tenía otro nombre: Tortura)

Belonefilia: Excitación con el uso de pinchos y agujas.
(El mundo está lleno de acupuntores y vudús que han hecho fortuna a costa de esta pobre gente)

Biastofilia: Excitación asaltando a alguien contra su voluntad.
(Eso de asaltar a alguien con la pistola en una mano y con la otra sacando brillo a los bajos debe de ser poco menos que ridículo)

Candalagnia: Excitación al ver a la pareja copulando con otra persona.
(A eso lo llamo yo cornudo vocacional)

Catagelofilia: Excitación al ser ridiculizado.
(Por fin entiendo a los freaks que se presentan a los cástings de Factor X, OT y demás espectáculos de escarnio televisivo)

Cateterofilia: Excitación al hacer uso de algún tipo de catéter.
(Imcompatible, por razones de salud pública, con la profesión de cirujano, ATS o derivados)

Chezolagnia: Excitación al masturbarse durante la defecación.
(Esta gente debe de zamparse el All-bran a cascoporro)

Clastomanía: Excitación al arrancar y despedazar la ropa interior
(Para no arruinarse es aconsejable utilizar baraturas del mercadillo y no Calvin Kleins, Woman Secrets o Dolce Gabbanas)

Clismafilia: Excitación al inyectar líquido en la cavidad anal.
(Pues yo me se de una que también inyectas líquido y no se llama así...)

Consuerofilia: Excitación al coserse zonas de la piel.
(Si lo hacía Rambo, no puede ser malo)

Coprofagia: Excitación al comer heces.
(En tiempos de crisis va de puta madre, porque te ahorras una barbaridad en comida)

Coprofemia: Excitación al decir obscenidades en público.
(Y cuando llegas a casa vas doblemente caliente, por la obscenidad y por la ostia que te han dado)

Crematistofilia: Excitación producida al pagar por sexo o ser robado por la pareja sexual.
(¿Si Hacienda te roba y te da por el culo también cuenta?)

Criptoscopofilia: Excitación al contemplar la conducta (no sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.
(El tipo dándole al manubrio en el armario de la cocina es todo un clásico)

Cyesolagnia: Atracción sexual por mujeres embarazadas.
(Ahora cuando vea a una familia con 16 hijos dudaré entre si son del Opus o el padre es cyesolágnico sin remedio)

Dendrofilia: Excitación al frotarse contra los árboles.
(Que tienen una ventaja, y es que a diferencia de los pasajeros del bus, no se quejan, ni insultan, ni golpean)

Dipoldismo: Excitación al propinar golpes en las nalgas a niños.
(Empiezan dando cachetes y cuando se quieren dar cuenta están en la cárcel por abuso sexual a menores)

Dysmorfofilia: Atracción hacia personas deformadas.
(Chernobil sería como un festival de la lujuria para estos tarados)

Ecdemolagnia: Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.
(La excitación les viene porque sus maridos/mujeres no pueden verles y tienen vía libre para montárselo hasta con las tapas de las cloacas)

Electrofilia: Excitación al usar suaves choques eléctricos durante la práctica sexual.
(-Métemela cariño... -¡siempre igual! ¡te he dicho mil veces que primero se la meto al enchufe!)

Elefilia: Excitación por el contacto con determinados tejidos.
(¿Lana? ¿seda? ¿algodón? ¿tejidos humanos? especifiquen, por favor.)

Emetofilia: Excitación al vomitar o al ver vomitar.
(¿Qué va a tomar, un griego, un francés? No, mejor póngame una de tropezones...)



Emetofílico en pleno éxtasis


Enditofilia: Excitación al ver a la pareja vestida.
(Estas deben ser las únicas personas que al empezar una película porno no le dan al "wind")

Escarificaciones: Excitación al marcar la piel con objetos cortantes.
(Hacen como los Emos, pero en lugar de llorar y querer morirse se ponen burrísimos)

Espectrofilia: Excitación producida al contemplar la propia imagen en el espejo.
(También llamado narcisismo, cuánto me quiero o qué jilipollas soy)

Estigmatofilia: Excitación ante tatuajes, heridas o cicatrices en la piel.
(Para más información consulten con el dermatólogo de Michael Jackson)

En el próximo post, el resto.


Etiquetas: ,

3 Comentarios, objeciones y controversias:

Blogger Anton Pirulero dijo...

Cuantos manicomios podríamos llenar con todas estas enfermedades... Por cierto, lo de que la gente nos escribe correos es cierto?

lun. jul. 06, 01:15:00 a. m. 2009  
Blogger The Metallian dijo...

Joder Antón, a estas alturas ya deberias pillar mis guasas XD.
No, lo de los mails no es cierto(aunque en un blog mucho más concurrido hubiera sido un hecho).
Lo de las visitas de pedófilos sí que es cierto y tú mismo puedes comprobarlo.

PD: La cosa da para llenar dos manicomios, porque todavía quedan otras tantas.

mar. jul. 07, 08:08:00 p. m. 2009  
Blogger Anton Pirulero dijo...

Lo de los mails ya lo miré y lo comprobé, XD, lo de los pedófilos todavía no, pero me lo creo.

mar. jul. 07, 08:34:00 p. m. 2009  

Publicar un comentario

Difunde esto

Crear un enlace

<< Home